comercial@orangesys.net 3204517523 / 3134523218

Validación de codigo WEB W3Cdesarrollo web

Que es el Codigo WEB W3C


W3C es la sigla utilizada por la World Wide Consortium, una organización mundial que se encarga de estudiar, desarrollar y perfeccionar los estándares y recomendaciones que sirve como guía para la elaboración de una web de calidad. La misión de la organización es conducir a la Web a desarrollar su máximo potencial.
La organización es conocida, además, porque es la que provee una herramienta automatizada, llamada W3C Validator, que permite validar nuestra web HTML contra esos estándares. En el caso de querer válidad nuestro código CSS, existe otra herramienta para ello: http://jigsaw.w3.org/css-validator/. De este modo, una vez que ponemos a prueba nuestra web en esa herramienta, la misma nos devuelve un listado de errores y advertencia para que podamos corregirlo.
Que un sitio sea validado por esas herramienta significa, concretamente, que esa web no posee errores de sintaxis y que no utiliza tags actualmente en desuso.
La cantidad de errores que se obtienen de la herramienta puede variar significativamente. Para valores altos, puede ocurrir que exista un efecto dominó, por lo que con la solución de alguno de ellos la cantidad total de errores total puede bajar significativamente.
Los estándares no están sólo para ser aplicados por los usuarios finales, sino también por parte de todos los que desarrollan herramientas para uso de la web, como los navegadores web, las aplicaciones web, etc.
Un ejemplo concreto de ideal a alcanzar sería que una web desarrollada bajo estándares W3C debería verse igual en todos los navegadores disponibles. Eso hablaría bien del desarrollador del sitio y de los desarrolladores de los navegadores.

Beneficios

Cumplir con la validación W3C es una buena práctica que no sólo nos provee la satisfacción de saber que nuestra web cumple con esos estándares, es decir, está bien hecha, sino que también nos permite proyectar profesionalismo hacia afuera, ya sean nuestros usuarios, clientes o competidores.
Un código limpio, prolijo y claro, producto del cumplimiento de estándares, permite mejorar el mantenimiento, reutilización y actualización a futuro, por el mismo o nuevos desarrolladores.
La compatibilidad con diferentes versiones de estándaras, plataformas y herramientas es otra buena razón, ya que adhiriendo a los estándares optimizamos la compatibilidad, tanto hacia adelante como hacia atrás.
La validación W3C puede ayudarnos también en aspectos de optimización y mantenimiento. Un código prolijo y simplificado de CSS consumirá una cantidad considerablemente menor de ancho de banda. Este puede ser un factor importantísimo para sitios de alto tráfico. Relacionado a este hecho, una página ágil que sea cargada más rápidamente redundará en una mejor experiencia de uso para nuestros usuarios.
Otro aspecto fundamental de cumplir con la validación W3C tiene una arista social. Cumpliendo con ellos, garantizamos que personas con capacidades disminuidas, por ejemplo ciegos, puedan acceder a esa información a partir de herramientas especiales que son desarrolladas asumiendo como base los estándares W3C.
Respecto de si el cumplimiento de W3C mejora nuestro nivel de posicionamiento en buscadores como Google, la discusión es amplia y no hay una visión unificada al respecto. Muchos relativizan la importancia que buscadores como Google otorgan a este factor a la hora de elaborar los índices de posicionamiento, pero nadie se atreve a descartarlo completamente.
En ese sentido, es interesante echar un vistazo a un video de Matt Cutts, a cargo del grupo de Search Quality Group de Google, donde responde la pregunta de por qué Google.com no cumple con la validación W3C, de cuya respuesta podrían inferirse algunas conclusiones.

Scroll to Top